Si aún no eres cliente,
llámanos GRATIS

900 100 604 900 100 281

o te llamamos AHORA

Un agente especializado contactará contigo lo antes posible de lúnes a viernes de 9.00 a 21:00h.
¡Gracias por confiar en Legálitas! Entendido

o te llámanos nosotros

Llámame

¿Qué ocurre si se producen cambios una vez iniciado el viaje?

04 mayo 2014

#Texto revisado noviembre 2015

Puede suceder que durante el viaje se produzcan cambios importantes en las condiciones acordadas, como categoría o calidad del servicio hotelero, fechas de desplazamientos, lugar de ubicación o tránsito.

Si no se suministra una parte importante de las prestaciones contratadas, el organizador del viaje tiene que adoptar las medidas adecuadas para la continuación del viaje sin suplemento en el precio, o en su caso abonando la diferencia entre lo pagado inicialmente y el coste real si los servicios son inferiores a los pactados.

El consumidor puede no aceptar esos cambios alegando un motivo razonable y, en este caso el organizador deberá suministrarle un transporte de regreso al lugar de salida o a cualquier otro lado que acuerden, y la indemnización que proceda.

Si consumidor aceptara esos cambios que la agencia tiene obligación de procurar para continuar el viaje. Si el consumidor sigue adelante con el viaje se entiende que acepta la propuesta. 

En este caso, a su regreso el consumidor tiene derecho a que se le devuelva el dinero pagado por este servicio o a que se lo sustituyan por otro de igual categoría. Si resulta ser de categoría inferior, el organizador debe reembolsar la diferencia.

En cualquier caso, el organizador y la agencia asumen la responsabilidad por el incumplimiento de contrato así como por los daños y perjuicios en que se incurran, de forma que el cliente puede dirigirse indistintamente a ellos.

Esa responsabilidad cesa cuando los defectos observados sean imputables al consumidor y usuario o a un tercero ajeno cuando sean causas de fuerza mayor o en general cuando se deban a circunstancias de fuerza mayor a pesar de haber actuado con la diligencia debida.

No obstante, en estos casos, siempre el cliente tiene derecho a la necesaria asistencia en tanto se resuelven las dificultades que le impiden disfrutar del viaje.

En ningún caso pueden limitarse estos derechos del cliente, excluyéndose en el contrato.

Referencia legal

  • Artículo 161 y 162 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Hoteles sin niños: ¿son legales?

A escasos días de la época de viajes y puentes navideños, muchos afortunados es ...

leer más

¿Pueden subir los restaurantes el precio de los menús para las “comidas o cenas de navidad”?

Se acerca la navidad y, con ella, las comidas y cenas de empresas, amigos, familia, etc., eventos qu ...

leer más

Cinco soluciones a las “trampas” más comunes del Black Friday

Legálitas muestra algunos casos reales de timos, estafas o engaños que, como tris ...

leer más