Area privada

Clientes 91 837 38 14

¿Aún no eres cliente?

Llámanos 91 151 37 11

¿A quién reclamo si han hecho un cargo fraudulento en mi tarjeta bancaria?

08 enero 2016

El titular de la tarjeta bancaria asume las siguientes obligaciones:

  • Debe utilizar el instrumento de pago de conformidad con las condiciones del contrato y en particular debe tomar todas las medidas de seguridad razonables a fin de proteger la tarjeta.
  • En caso de extravío, robo o utilización no autorizada de la tarjeta, debe notificarlo sin demora a la entidad bancaria, en cuanto tenga conocimiento de ello.

Las operaciones de pago se considerarán autorizadas cuando el titular haya dado el consentimiento; en caso contrario el pago se considera no autorizado.

Si el usuario niega haber autorizado una operación de pago o alega que se ejecutó de manera incorrecta, corresponde a la entidad bancaria demostrar que la operación fue autenticada, registrada con exactitud y contabilizada, y que no se vio afectada por un fallo técnico u otra deficiencia. Sin embargo, el registro técnico no basta para demostrar que el pago fue autorizado.

Cuando el importe de una compra hubiese sido cargado fraudulenta o indebidamente utilizando el número de una tarjeta de pago, el consumidor titular de la tarjeta podrá exigir la inmediata anulación del cargo. No obstante:

El titular soportará, hasta un máximo de 150 euros por la pérdida, si el cargo no autorizado se debiera a que la tarjeta había sido robada o sustraída la pérdida.

Si el titular de la tarjeta actuó de forma fraudulenta o incumpliendo deliberadamente o con negligencia grave sus obligaciones de cuidado de la tarjeta o de las claves personales y secretas, soportará el total de las pérdidas que afronte como consecuencia de operaciones de pago no autorizadas.

Una vez que el titular notifique a la entidad bancaria la pérdida, robo o actuación no autorizada, la tarjeta será bloqueada o anulada, de forma que el titular no soportará consecuencia económica alguna si la tarjeta fuera usada posteriormente a esa notificación. Además es conveniente interponer la correspondiente denuncia policial.

Si la entidad bancaria no dispone de medios adecuados para que pueda notificarse en todo momento el extravío o la sustracción de la tarjeta, el titular de la tarjeta no será responsable de las operaciones se deriven de la utilización de dicho instrumento de pago, salvo en caso de que el titular haya actuado de manera fraudulenta.

Referencia legal

  • Art. 25, 27, 30, 31 y 32 del Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de Pago.